Hablamos sobre la Asana de Yoga: Bakasana - Postura de la Grulla

Hablamos sobre la Asana de Yoga: Bakasana - Postura de la Grulla

Hola Mis queridos Lectores,

Hoy quiero explicaros como construir la postura de la grulla, Bakasana.

La palabra Asana, en sánscrito significa postura y Baka significa Grulla. He decidido empezar por esta asana para comenzar nuestra sección sobre posturas de Yoga por ser una de mis preferidas.

Entre muchos de sus beneficios, yo quiero destacar: la fortaleza de los brazos, muñecas y cintura escapular, la tonificación de los músculos de la espalda y cinturón abdominal, ayuda a la apertura de caderas y fomenta la confianza y determinación. Se crea una comunicación y conexión consciente entre tu mente y tu cuerpo. Una vez conseguida produce una gran satisfacción.

Al principio a simple vista puede resultar una posición difícil o de una práctica avanzada , pero la verdad es que sabiendo llevar a cabo la técnica para entra en ella, resulta mucho más fácil de lo que al principio nos pareció.

Es cierto que para poder aguantar la postura una vez has conseguido entrar, se requiere fortaleza en los brazos, activación de bandhas y confianza.

Pero voy a empezar a describir poco a poco los pasos para que la probéis y seguramente os resulte divertida e incluso fácil.

Para empezar ponte de cunclillas con las manos en la esterilla. Unas manos activas, despiertas, con los dedos bien estirados y las palmas de éstas en pleno contacto con la esterilla. Ve echando el peso del cuerpo hacia adelante hasta que alinees las muñecas con los hombros y apoyes la cara interna de tus rodillas sobre la parte externa de tu antebrazo.

Una de las cosas más importantes es mantener la mirada hacia delante un poco hacia arriba, no bajar en ningún momento la mirada al suelo, tu cabeza pesa y te hará caer... además... donde va la mirada va la intención (recuerda este dato ;)

Desde ahí toma un punto de referencia en frente de ti y concéntrate, respira y empieza a elevar las caderas y los isquiones (glúteos) hacia el cielo mientras vas echando el peso del cuerpo hacia adelante, quédate ahí observando y buscando el balance hasta que sientas que está equilibrado.

Ahora prueba a levantar un pié del suelo...vuelve e inténtalo con el otro. 

Estás muy cerca de conseguirlo. Activa los bhandas (esos cierres energéticos que se activan contrayendo suelo pélvico y abdomen), ellos ayudan a compactar el peso de tu cuerpo y te vuelves mas ligero.

Confía en ti...respira, mantén tus brazos firmes y fuertes, estirados , sigue con tu mirada hacia adelante, sube ambos piés a la vez y una vez en el aire busca encontrar los dedos gordos hasta que se toquen entre si.

Ya está! Una vez que tus pies están arriba sigue manteniendo el balance del cuerpo y disfruta de sus maravillosos beneficios!

Si quieres practicar en casa una serie de asanas de yoga preparatorias para llegar a Bakasana, entra en nuestro canal de youtube: 

Clase de Yoga - Apertura de caderas y Fortalecimiento de brazos 

Namaste!

 

 

 


Publicación más reciente